Aikido

Ser físicamente fuerte no es siempre una ventaja en una sociedad donde la primera tendencia será precisamente de limitarte a tu aspecto, para en seguida servirse de él. Ese ha sido mi caso. Fatigado de las provocaciones, tanto como de ceder siempre a las demandas de ayuda de los que no tenían la estatura para luchar, decidí paradójicamente ir más lejos practicando judo, En esa...