nav-left cat-right
cat-right

Equilibrio

Con una consciencia meditativa sabemos cómo abordar cada experiencia y, por consiguiente, no caemos atrapados por expectativas, frustraciones ni decepciones.

Antídotos para el Falso Orgullo

El orgullo es una concepción, un modo de ver las cosas, por el que exageramos una cualidad que poseemos –fuerza física o belleza, educación, clase social o talento- y que nos conduce a considerarnos superiores a los demás.

El Ciprés en el Patio

La esencia del zen es el despertar. Por eso no se habla de Zen, sino que se experimenta. Pero el despertar es un gran fenómeno que irradia como el sol. Al hombre despierto se le reconoce por signos particulares. Ante todo, la libertad: no se deja influir por las vicisitudes de la vida, por el miedo, la alegría, la ansiedad, el éxito, el fracaso, etc. Después, por la fuerza espiritual, revelada por la calma, por la sonrisa...

Las tres clases de sueños

Hay tres tipos de sueños en la práctica que se van dando en una progresión, aunque no exacta: 1) Los sueños samsáricos (*) ordinarios, 2) los sueños de claridad 3) los sueños de luz clara. Los primeros dos tipos se distinguen por las diferencias en las causas que los provocan, pero en ambos, el soñante puede estar lúcido o no. Por otro lado, en los sueños de luz clara, hay consciencia y no hay dicotomía entre sujeto y...

La Relación entre Maestro y Discípul...

En Occidente se valora mucho el conocimiento; pero con este término generalmente se alude a la erudición: un cúmulo de información que ignora el conocimiento que proviene de la experiencia directa. En realidad se pasa por alto la importancia de la transmisión del conocimiento, que une a maestro y discípulo en un proceso dinámico. A veces la actitud hacia el aprendizaje es muy...

El Dharma viviente

Durante muchas vidas hemos ignorado nuestro potencial para despertar y hemos seguido en cambio las demandas de nuestro ego. Hay un momento, sin embargo, en que llega a ser claro que nuestros anhelos egoístas nos han conducido sólo al aburrimiento, la ansiedad y la frustración. Entonces, podemos empezar a mirar por satisfacciones más perdurables, y esa búsqueda puede conducirnos al Dharma,...

Una taza de Té.

En mi monasterio, como en todos los que pertenecen a la tradición del zen, hay un gran retrato de Bodhidharma. Es una obra de arte en tinta china que representa al monje indio con sus rasgos intensos y vigorosos. Las cejas de Bodhidharma, sus ojos y su mentón expresan un espíritu determinado. Bodhidharma vivió, según se dice, en el siglo V de nuestra era y es considerado como el primer...

La ilusión del Ahora

Mucho se ha dicho en la actualidad acerca de la importancia de vivir en el presente, en el aquí y el ahora. Pero este vivir en el presente siempre se vuelve un aferramiento a la experiencia, un sujeto examinando un objeto. Nuestras ideas sobre lo que significa estar en el presente, aquí y ahora, nos enredan con sus complejidades. Dónde está esta mente, mi mente, en la cual yo creo que las ideas y...

Karma

El renacimiento que tomamos después de abandonar nuestro cuerpo depende de nuestras acciones previas. Esto se debe al funcionamiento del principio de causa y efecto: el karma y su resultado. Esto significa que nuestras acciones crean las causas de lo que llegaremos a ser; y lo que somos ahora es el resultado de las causas creadas previamente. Karma significa acción, y se define como las acciones intencionadas...

El Espíritu de Iluminación

La doctrina incomparable del Buda ha tenido un gran desarrollo en el mundo. Hay actualmente Grandes Seres, discípulos del Buda, que conocen perfectamente el Dharma. Existen aquellos que enseñan y practican las enseñanzas del Pequeño o el Gran Vehículo. Nuestro Kalpa es un buen Kalpa, que nos permite – habiendo obtenido un cuerpo humano provisto de todas las condiciones requeridas para...

La Arquería en el Budismo Zen

Tratar de entender el Zen, conceptualmente es imposible y sólo parecería algo absurdo e ininteligible, porque, como dicen sus seguidores, las palabras son incapaces de sondear su profundidad. De alguna forma el Zen, se nos presenta como el enigma más extraño que la vida espiritual asiática nos propone. La experiencia personal es fundamental en el Zen, ningún budista trataría...

El Zen y Occidente

Recientemente se ha dicho y escrito mucho acerca de la crisis cultural en Occidente. Con no poca frecuencia se ha sugerido que bajo la superficie del hombre occidental acecha alguna enfermedad psicológica que perfectamente puede terminar por destruírlo. Uno de los primeros en apuntar el dedo hacia el desequílibrio del hombre occidental fue C. G. Jung, quien gustaba de hablar acerca del...