El notable artista contemporáneo Arakawa y la escritora Madeleine H. Gins identifican esta acción conjuntiva como el mecanismo del significado. Ellos dicen: Se puede pensar el significado como el deseo de pensar en algo cualquier cosa – de un extremo al otro; como la voluntad de buscar un sentido a la siempre presente niebla de lo no-totalmente-conocido; como el reconocimiento del sin sentido. En este sentido, se lo podría asociar con cualquier facultad humana. Arakawa considera que este proceso de establecer relaciones es la parte esencial de nuestra capacidad creativa. Envuelve la transformación de palabras, imágenes e ideas de un estado de la materia, o del ser, a otro; el paso de un marco de significado a otro. En otra interpretación, Jacob Bronowski escribe: El científico o el artista toman dos hechos o experiencias que nosotros separamos, y crean una unidad mostrando la semejanza Toda ciencia es la búsqueda de la unidad en semejanzas ocultas. En el curso de esa búsqueda, tanto el artista como el científico producen descubrimientos cuya gama expresiva pone a prueba la autoridad del pensamiento racional.

Con estos apuntes sobre los procesos metafóricos en el primer plano de sus pensamientos, considere el lector los siguientes interrogantes reflexivos: al intercambiar ideas sobre el cerebro-universo, deben ellas someterse dócilmente a todas las líneas de indagación y a todas las representaciones? O bien nuestras metaforaciones pueden limitarse a señalar y decir: Miren aquí?

Todd Siler

Bosquejos de Leonardo da Vinci

Extractado por Rodrigo Beltrán de
Más Allá de las Barreras de la Mente.- Editorial Paidós.