No se preocupe, hermano mío, pero con calma y paz continúe su camino. Actualmente no hay vida cuyo destino no sea difícil, no importa cuál sea éste. Ame a todos; sirva a todos. Conserve su integridad mental y no se deje influir por aquellos cuyos corazones están amargados y cuyas lenguas son crueles. La vida es iniciación, y usted está preparado para ello. Las crisis en la vida del alma se desarrollan en ciertas líneas, como las iniciaciones mayores. Le hago aquí una insinuación. Para esto, como sabe, también se lo está preparando. Lo apoyo con mi comprensión y fortaleza. Le doy mi bendición hermano mío.

Está implícita, en todas estas cartas, tanto a Assagioli como a los demás discípulos, la energía creativa de la palabra iluminada. Esta es también la razón de que estas cartas hayan sido editadas y publicadas, pues ilustran la enseñanza a los discípulos, a la vez que hablan en forma personal y directa a todos aquellos que compartan los mismos rayos que los aludidos, y que por tanto enfrentarán en su camino semejantes problemas y dificultades. Es por esto que las Cartas a los Discípulos mantienen su vigencia sobre las actuales y siguientes generaciones, tanto como cuando fueron escritas.

Isabel De Veer

Extractado de
(1) Bailey, A., El Discipulado en la Nueva Era,- Editorial Fundación Lucis.
(2) Bailey, A. Autobiografía Inconclusa, Editorial Fundación Lucis

Más en Assagioli
Autorealizacion y Perturbaciones Psicológicas Autorrealizacion

Pueden surgir dificultades parecidas si la persona no se enfrenta con los aspectos negativos de...

Psicosíntesis

La contraindicación aparece en el caso de ciertos tipos que están demasiados predispuestos para ser...

Cerrar