Lo que el estudiante tiene que comprender es que allí donde aparentemente no hay nada, sino un estático Silencio, habita lo Real, donde su percepción individual no puede registrar forma o entidad alguna allí está el Yo Superior.

Ramana Maharshi, dice en sus Pláticas con respecto a eliminar la inquietud de la mente: “La mente funciona activa, embotada, distraída, latente a las tendencias: apego, rechazo y unidireccional. La mente funciona debido a una sola raíz: el pensamiento del “yo”.

“Los contactos externos (los contactos con objetos distintos de ella misma) hacen que la mente esté inquieta. El primer paso es la pérdida del interés por el no-yo. Siguen a continuación los hábitos de introspección y concentración. Se caracterizan por el control de los sentidos exteriores, de las facultades interiores, etc., que terminan en la mente que no se distrae.

Instrucciones para controlar la mente:

1.- Conquista de la voluntad: el desarrollo de la concentración.
2.- La conquista de las pasiones: el desarrollo del desapasionamiento.
3.- Acrecentada práctica de la virtud: ecuanimidad para con todos. El estado de ecuanimidad es el estado de beatitud. La declaración de los Vedas: Yo soy Esto o Aquello” es sólo una ayuda para alcanzar la ecuanimidad mental.

La esencia de la mente es solamente percepción consciente o consciencia. Sin embargo, cuando el ego la domina, funciona como la facultad racional, pensante o perceptiva. La Mente Cósmica, al no ser limitada por el ego, no tiene nada separado de sí misma y por lo tanto es solamente consciente. Eso es lo que en la Biblia significa: ” Yo soy el que Soy. YO SOY es mi nombre”.

Métodos para el cese de la actividad mental

1.- Con el examen de la mente misma, cuando se examina a la mente, su actividad cesa
inmediatamente. Este es el método del Jnana. La mente pura es el Yo.
2.- La búsqueda del origen de la mente es otro método. Puede decirse que el origen es el
Absoluto, el Yo o la Consciencia.
3.- La concentración sobre un solo pensamiento hace que todos los demás pensamientos
desaparezcan. Finalmente aquel pensamiento también desaparece.

Todos los métodos son sólo uno y el mismo, en la medida en que todos tienden a la
misma meta.

Paul Brunton

Extractado por Elisa Aliaga de
Paul Brunton.- La Sabiduría del Yo Superior.
Editorial Kier

Más en Meditación
Más allá de los significados

Cuando tú enfrentas al observador directamente, tu estado de alerta y el observador llegan a...

Invitación a Meditar

En sus estudios psicoanalíticos, Jung observó una demanda por parte de sus pacientes de encontrar...

Cerrar