Estas relaciones entre ying y yang son ampliamente usadas en la medicina tradicional china para explicar la fisiología y la patología del cuerpo humano y sirven de guía para el diagnóstico y tratamiento en el trabajo clínico.

Agua y Fuego

La oposición entre yin y yang generaliza la contradicción y lucha entre dos fuerzas opuestas dentro de una cosa o de un fenómeno, para mantener el equilibrio de éste. Los antiguos usaban el agua y el fuego para simbolizar las propiedades básicas del yin y del yang. Es decir, las propiedades básicas del yin y del yang son similares a las del agua (frialdad , oscuridad, tendencia a fluir hacia abajo, etc) mientras que las propiedades básicas del yang son similares a las del fuego( calor, brillo, tendencia a ir hacia arriba, etc.). De esto se puede inferir por analogía que cualquier cosa que tenga las características de quietud, frialdad, interioridad (dirección hacia adentro), oscuridad, astenia, inhibición, lentitud, substancia, es yin, mientras que toda cosa que tenga las características de movimiento, calor, superioridad (dirección hacia arriba), exterioridad ( dirección hacia fuera), brillo, vitalidad, excitación, rapidez, insustancialidad, etc. es yang.

Los tejidos y órganos del cuerpo pueden ser clasificados como yin o yang, según sea su posición o función relativa. tomando el cuerpo como un todo. La superficie corporal y las cuatro extremidades, por hallarse en el exterior del cuerpo, son yang, mientras que los órganos zang-fu (visceras), por hallarse en el interior, son yin. Considerando la superficie corporal y las extremidades de modo particular, la espalda es yang, el tórax y el abdomen son yin, la parte superior de la cintura es yang y la parte inferior es yin, la cara externa de las cuatro extremidades es yang y la interna yin, los meridianos que corren por la faz externa de las extremidades son yang y los que corren por la faz interna son yin. También las características y tratamiento de las enfermedades se explican en términos de yin y yang. Por ejemplo, una misma enfermedad puede ser yin o yang, según sea aguda o crónica, respectivamente.