Descuido y negligencia

Muchas enfermedades – salvo en casos de accidentes – provienen de malestares descuidados o de dolencias que se han complicado por negligencia. El descuido del equilibrio emocional y nutritivo, junto con los malos hábitos de vida, causa el agravamiento de enfermedades.
La medicina china considera que cualquier enfermedad del cuerpo humano tiene tres tipos de causas principales:

Primero, las causas exteriores, es decir, debidas a la influencia de la energía de la naturaleza: viento, frío, insolación, humedad, sequedad y calor. Esos 6 elementos son factores exteriores mediante los cuales la naturaleza influye sobre el cuerpo humano.

En segundo lugar, las causas interiores: la alimentación y las emociones.

Y en tercer lugar, los accidentes, que incluyen contagios, choques, caídas, ataques de personas o animales.

Hay todavía otros factores como: acumulación de tensión y cansancio, debido a las condiciones de trabajo, malas posturas y hábitos.

Practicar el equilibrio

Si uno está lleno de energía armónica, la energía inarmónica no lo puede invadir, dice el Huangdi Neijing Canon de Medicina Interna, compilado entre 500 y 300 a.C.

Por eso, teniendo en cuenta las causas internas de enfermedad, además del tui-na, para prevenir y curar, primero que nada es importante velar por el equilibrio en la alimentación y en las emociones.

Alimentarse equilibradamente requiere conocimientos mínimos de nutrición, gastronomía, higiene y sentido común, para no exagerar en la cantidad de alimentos ni abusar de condimentos y aderezos.

Pero, en nuestros países ocurre frecuentemente que la gente se preocupa mucho de lo que come pero descuida totalmente el ejercicio. Esto no es conveniente para la salud. Sería como el caso de un flamante automóvil, al que se le echara la mejor bencina, pero que anduviera muy poco. Qué sentido tendría esto? No quiere decir que hay que preocuparse sólo del ejercicio y olvidar la alimentación. Hay que lograr un equilibrio entre ambos, porque los dos son importantes para la salud básica y para restablecer el equilibrio del metabolismo.