Todas esas dificultades y tendencias básicas indeseables podrán ser manejadas y contrarrestadas mediante la sabiduría del educador que sabrá ganarse la comprensión y la colaboración del niño. El niño comprenderá, porque a su vez es comprendido, y no sentirá temor.

Alice A. Bailey

Extractado por Farid Azael de
Alice A. Bailey.- La Educación en la Nueva Era.-
Editorial Fundación Lucis