ElCuerpoFisico04La psiquis, como reiterara innumerables veces Jung, funciona en forma simbólica, de ahí que conversar estos temas tenga importancia para las personas. El que cada cual conozca sus territorios físico-anímicos susceptibles, que los pueda trabajar hasta llegar a los engramas fundacionales, puede tener enormes consecuencias en el desenvolvimiento cotidiano de las personas. Hemos mencionado las terapias físicas con efectos psicológicos, para tratar estos problemas, debido al enfoque que hemos adoptado en esta oportunidad, relacionando la salud física con el esquema astrológico.

Pero evidentemente que el camino inverso de la observación objetiva de las propias emociones y reacciones en cada momento o frente a diversas situaciones, como se promueve en el Curso de Crecimiento Personal de nuestra Revista Alcione, cumple con los mismos propósitos, y aunque requiere de mucha más dedicación y atención al tratarse de un método bastante más activo que los físicos, también es cierto que su alcance puede ser mucho mayor que el simplemente llegar a habitar en forma plena el cuerpo físico. En el esquema humano de Gurdjieff, no es posible llegar a constituir un Testigo o Yo Observante sin haber tomado posesión previamente del nivel de la esencia, es decir, las tendencias genuinas de la persona, más allá de lo lunar/reactivo/autónomo.

El camino descendente desde la consciencia, como el propuesto por la Observación y el Recuerdo de Sí, puede poner en evidencia las zonas contraídas del cuerpo y su correlato con las emociones, lo que al cabo tendrá consecuencias orgánicas y físicas. En el camino ascendente como el de las terapias físicas, la descontracción de ciertos núcleos puede originar dolorosos recuerdos o emociones olvidadas que liberan las áreas contraídas. En ambos casos aumenta nuestra comprensión y puede así desaparecer el síntoma que nos mostraba la parte incompletamente vivida de nuestro territorio. La invitación, repetimos, es siempre a experimentar nuestra totalidad, y no sólo la imagen que tenemos o hemos construido de nosotros.