El objetivo de este artículo es ponerlo de manifiesto, de modo lúcido y responsable. Antes bien, qué se precisa para la investigación?, no es acaso la libertad? Siguiendo a Lorenz: no existe la libertad en una mente condicionada mediante cualquier tipo de ideologías. Ser luz para sí mismo requiere gran libertad, un cerebro muy claro, no un cerebro condicionado. Y tener uno activo, capaz de afrontar retos, de cuestionar, de dudar, implica tener energía. Pero cuando uno depende de otros, pierde la energía.(2) Se trata entonces de evitar la dependencia, que es distinto a usar herramientas. Cuando la base no es el apego, entonces el atisbar manifiesta cualidades enteramente distintas, es fuerte. Tampoco se crea que el que escribe esto sea un apegado a los autores mencionados. Se ha de recordar que en el denominado mundo académico, existe la tendencia a creer que si alguien dice algo sin citar, es un potencial sospechoso de inventar disparates.

La física no trata de cómo es el mundo, sino de qué podemos decir sobre el mundo, dijo Niehls Bohr, muy en consonancia con Wittgenstein, De lo que no se puede hablar hay que callar. Del Tao se puede hablar, pero no del Tao eterno. A la naturaleza le gusta ocultarse, declara Heráclito, aunque más bien somos nosotros los que tendemos a verla pero no-verla. Ahora, como se dijo en un inicio, lo que se ha etiquetado como místico -lo sensato en un sentido amplio – implica la comprensión de los hechos, no limitándose al hemisferio izquierdo del cerebro, al pensamiento analítico. En este acontecer, existe la posibilidad de una escucha atenta unos con otros, y no sólo eso, sino que la virtud, asumida como la acción correcta, se manifiesta cuando el patrón perverso lo que no está en su sitio – muere, incluyendo la personalidad ilusoria, o es que acaso la mayoría de las personas no están conformadas por un manojo de emociones producidas por traumas y diversos apegos psicológicos?

Se entiende entonces que la personalidad ilusoria, la hybris que irrumpe en el devenir natural, es inmadura, egoísta y sumida en el olvido de lo real. En este aspecto, la tragedia griega es muy esclarecedora, ya que propone la vida en balance, evitando el exceso, o lo que podría denominarse una vida refinada de modo abusivo. No se trata de una frustración ante el entorno, sino de vivir en armonía con lo que se tiene y con lo que se puede. Por ejemplo, en cuanto a los refinamientos en el uso de electricidad, éste puede desembocar en mayor contaminación para el planeta y nosotros mismos. Lo mismo puede decirse del agua, cuando en parques de diversiones conocidos mundialmente se gastan toneladas y toneladas de agua dulce en piscinas, mientras que en otros países la gente escasea en agua. Alguien está enterado de que algunos de los minerales como el coltán – necesitados para la fabricación de celulares, por ejemplo, así como lo requerido para el mejor funcionamiento de los video-juegos, misiles balísticos y aparatos electrónicas en general está costando la vida de 3,9 millones de vidas en el Congo?