En tiempos pasados la física y la filosofía eran una, pero en 1593 Copérnico, colocando a la Tierra en órbita subordinada el Sol, precipitó una separación, a veces amarga, que ha perdurado hasta nuestros días. Recientes hallazgos en la realidad subotómica sugieren que la fisica y la metafísica pueden ser después de todo imágenes en espejo una de la otra.

A fin de examinar la aproximación de la filosofía y la física a la totalidad – y a cada uno de ellos – nos acercamos al Dr. Geoffrey Chew y al Dr. Jacob Needleman. El Dr. Chew es Profesor de Física en el campus Berkeley de la Universidad de California, en donde él formuló la teoría del “bootstrap”. Se inició en la física durante la Segunda Guerra Mundial en Los Alamos, en donde conoció a Enrico Fermi, con quien más tarde estudió en la Universidad de Chicago. El Dr. Chew es miembro de la Academia Nacional de Ciencias y de la Academia Americana de Artes y Ciencias,

El Dr. Needleman es Profesor de Filosofía en la Universidad Estatal de San Francisco y Director del Centro para el Estudio de las Nuevas Religiones en la Unión de Graduados de Teología en Berkeley. Es autor de varios libros bien conocidos, incluyendo “Las Nuevas Religiones”, “El Cristianismo Perdido”, “El Corazón de la Filosofía”, y más recientemente, “El Camino de los Físicos”.

Leona Butler: Hay algún lugar en donde la física – o con más amplitud, la ciencia – y la filosofía se encuentren en la actualidad?

Jacob Needleman: Uno piensa en que la ciencia era percibida por Isaac Newton hace cientos de años como algo sagrado – no religioso en un sentido doctrinal – pero había algo sagrado en las interrogantes de un Newton y un Kepler. Ellos querían estar en contacto, en su propio lenguaje, en el cómo Dios actúa. Percibían la naturaleza como un algo envolvente de todo lo que existía: un orden universal. Ellos trataron de participar en la totalidad.

Geoffrey Chew: La física, en cuanto profesión, tiene un interés establecido en tratar de definirse a sí misma con precisión. Los físicos tienden a pensar que existe un significado absolutamente preciso para la ciencia exacta, el que se basa en experimentos reproducibles; pero, aun a través de la física moderna, se ha revelado la falacia de esta idea. El trabajo de los físicos con todos los adelantos del siglo XX, dice que Ud, no puede separar totalmente la física de otras disciplinas, pero sin embargo actúan como si esto fuera posible.

L.B: Ud. nombró a Newton. Con él, existía una conexión directa con la observación de los fenómenos. Está el científico de nuestros días – particularmente el físico – separado de este tipo de observación directa?

J.N: Uno piensa del naturalista de la antigüedad como alguien que se sumergía en una piscina y no sólo pensaba, sino percibía e intuía, emergiendo con algo que no era sólo una percepción del fenómeno observado, sino también un sentimiento de valor al mismo tiempo. Pensaba en esto cuando visité recientemente el Acelerador Lineal de Standford. Un físico amigo había planificado mostrarme su trabajo. Yo estaba impresionado y al mismo tiempo aplastado por el inmenso espacio físico del Acelerador, entonces vi donde mi amigo realizaba su trabajo: una oficina de computación. Me sentí apenado por este hombre brillante, con quien me siento muy cercano; había gastado sus días al frente de un terminal de computación como un empleado de oficina. Pareciera que nos estamos distanciando cada vez más de aquellas fuentes de percepción que no se encuentran sólo en el intelecto. Un astrónomo con quien yo hablaba decía, “Ud. sabe, rara vez he vuelto a mirar por un telescopio. Me encuentro sólo viendo fotografías todo el tiempo, en una pieza más bien aséptica (podría traducirse como aburrida).” Esto no solamente es triste, sino que puede estar llevándonos en la dirección incorrecta, porque el sentimiento de las cosas es una clave del entendimiento, y la cabeza por sí misma nunca puede realmente alcanzar el significado. Puede aportar datos, pero el significado, las prioridades, el cuadro global en relación a otras cosas en el universo y en uno mismo, no pueden venir de allí.

Está Ud. interesado como físico teórico en el cuadro global, particularmente con la teoría del “bootstrap”? (l)

G.C: Correcto, pero es muy difícil seguir la idea del “bootstrap” y permanecer dentro del régimen normalmente definido de los físicos.

L.B: Uno puede apreciar la absoluta necesidad de una disciplina definida con precisión. Me recuerda de un arte – digamos, aprender a tocar el piano – en donde Ud. no puede quebrar las reglas hasta que las conoce. Pero en un cierto punto Ud. también necesita ser capaz de quebrar las reglas.

G.C: Es muy semejante en la física.

J.N: Puede Ud. ofrecernos una breve descripción acerca de lo que significa el “bootstrap”?.

G.C: Contestarlo nos lleva a una dificultad fundamental del lenguaje; el lenguaje que usamos es perjudicial. Está basado en aceptar la visión Cartesiana/Newtoniana del mundo: el mundo está hecho de objetos moviéndose alrededor en el espacio-tiempo. La mayor parte de nuestro lenguaje está basado en esta idea, de modo que es difícil describir la noción bootstrap en el lenguaje ordinario; en los últimos años hemos comenzado a desarrollar un lenguaje gráfico que es menos prejuiciado. Otro problema con el lenguaje común es su linealidad. Es secuencial, comienza en alguna parte, hay una secuencia de palabras. Una de las ideas básicas de la teoría bootstrap es que todo está interconectado. No existe un punto de comienzo lógico desde el cual Ud. pueda despegar. Se supone que Ud. comprenda los elementos de la naturaleza en términos de su compatibilidad entre ellos. Por ejemplo, los físicos desde los tiempos de Newton han casi siempre comenzado con la noción del espacio-tiempo. Pero desde el punto de vista de la teoría del “bootstrap”, esto no es satisfactorio. Se supone que Ud. entienda al espacio-tiempo como una parte del todo, y no tomarlo como la estructura esencial que lo aglutina o lo contiene. Más aún, casi cualquier físico adjuntará a la idea del espacio-tiempo el requerimiento de una ecuación de movimiento. Pero el punto de vista del “bootstrap” sería: puede haber una ecuación de movimiento o puede no haberla. Ud. no comienza diciendo que debe haber una ecuación de movimiento. Recuerdo una visita a la Universidad de Florida en donde, sin yo saberlo, Paul Dirac estaba residiendo después de su retiro de Cambridge. Yo había sido invitado a hablar, y tenía decidido discutir la idea del “bootstrap”, con el objetivo clave de explicar que no tiene que existir una ecuación de movimiento. Antes del coloquio el Director del departamento me sorprendió diciéndome: Permítame presentarle al Profesor Dirac.” Fuí conducido para hablar con este semidiós de la física, y él inmediatamente dijo:

No cree Ud. que el problema esencial es encontrar la ecuación del movimiento?”

L.B: Una es impactada por el hecho de que la física, quizás más que cualquier otra ciencia, tiene momentos de creatividad o quiebre. Estos momentos no pueden venir de la mente ordinaria; nosotros lo sabemos porque todos hemos tenido alguno de esos momentos de creatividad. Me sorprendería si la verdadera pregunta aquí no fuera acerca del estado, la comprensión con la que yo veo algo, algo que he estado tratando de entender de un modo completamente nuevo.

J.N: Buscar una teoría que incluya todas las relaciones y todas las partículas, o todas las partes de lo que se está haciendo, es aun relegarse a una mente que trabaja en forma lineal y en un único nivel de consciencia. Hay niveles de estados internos en los seres. Por ejemplo, una vez me encontré en peligro – un accidente automovilístico inminente – y el tiempo cambió; pasó mucho más lentamente y yo veía mis pensamientos en frente de mí como si estuvieran escritos en una pantalla. Estaba completamente claro de que hay una diferencia entre el conocimiento y el pensamiento. En el mismo instante yo era consciente de las miles de cosas que ocurrían en mi interior con una lucidez global, y el centro de la atención estaba en contacto con todas las partes simultáneamente. Ud. puede referirse a aquello como una especie de “bootstrap” interno. Hablar de la teoría del “bootstrap” como un concepto para ser aplicado a las cosas externas no puede llegar muy lejos, a menos que busque también una totalidad interna o conectividad que se refiere a una atención nueva: una consciencia de la totalidad de mí mismo. Aquello que sentí en el cuasi accidente – en otros dos segundos debiera estar muerto – este tipo de vivencia aparece en cada gran científico, tarde o temprano. Si uno pudiera tener más acceso a esos estados, la ciencia sería completamente diferente.

Me impacté con su afirmación de que el espacio-tiempo no es el medio principal. Ud. estaba hablando del Cartesianismo como un tipo de herencia que estamos tratando de sacudirnos. Pienso en la diferenciación – que fue la principal contribución de Descartes – entre la consciencia y el mundo. Pero seguramente la totalidad debe incluir la consciencia?

G.C: Absolutamente,

J.N: Cómo se relaciona esto con la física?

G.C: En este momento estoy escribiendo un libro y en él hay una nota al pie en el capítulo que trata de lo que – yo pienso – que es la aproximación más promisoria a encadenar las ideas Cartesianas corrientes a las ideas cuánticas. La nota al pie señala mi opinión de que la consciencia se relaciona con los fotones débiles – fotones de extremadamente pequeña energía. Parte del capitulo trata con la noción de “eventos cuánticos sutiles” – quanto de luz. Es un intento de entender cómo el mundo Cartesiano puede lograr significancia al mismo tiempo que las reglas cuánticas.

J.N: De modo que la relación entre el mundo de la realidad ordinaria y el mundo del físico cuántico no es solamente una relación de estadísticas?

G.C: El fotón, debido a que no posee masa, tiene la capacidad de tener un pie en cada lado de la línea. Puede existir en el mundo cuántico tanto como en el Cartesiano/Newtoniano y, también lo sospecho, en el mundo de la consciencia.

J.N: Me recuerda algo a la glándula pineal de Descartes, en donde él pensaba que la misteriosa relación entre consciencia y materia tenía lugar. Aquí está Ud. diciendo que hay algo que está en ambos mundos. No es ese necesariamente el mundo de la consciencia, pero el fotón parece poseer atributos que lo colocan en dos mundos que parecen de otro modo divergentes o dispares.(2)

Sin masa? Esto no significa que no es material; o lo significa?

G.C: Qué entiende Ud. por material? El fotón tiene energía y de muchos modos obedece a reglas similares a las de otras partículas, pero el hecho de que no tiene masa le otorga sus especiales capacidades.

J.N: No tiene masa y tiene energía.

G.C: No tiene masa de reposo. Para decirlo con más precisión, Ud. no lo puede llevar al reposo. No importa cuán pequeña sea la energía que posea, siempre se mueve a la misma velocidad.

J.N: Se mantiene así por siempre?

G.C: Un fotón puede ser creado y destruído, pero en tanto él está allí, dicho de otro modo, se mueve siempre a la misma velocidad.

J.N: Este es un concepto que no es nuevo, pero su interpretación es un poco diferente. Sigo pensando en E = mc2. Ud. dijo que no tenía masa de reposo.

G.C: Para una partícula con una masa m de reposo diferente de cero, de modo que
E = mc2 si la velocidad v es cero. Pero no funciona de este modo con el fotón, porque con el fotón v es siempre igual a c

 

 

de modo que el denominador es cero. Esto no tiene ningún sentido, así que Ud. se ve obligado a comenzar de nuevo y decir, “existe una energía para el fotón, aunque no hay masa de reposo. Puede escribir otras ecuaciones que tengan sentido.

Más en Cosmología
Espíritu, Mente y Materia en la Física contemporánea

Todavía hace algunos años, este título habría causado sorpresa: la física se esforzaba en ser...

El Holograma, Modelo del Universo

Cerrar