Las mediciones de la doctora Hunt muestran frecuencias definidas para colores del aura igualmente precisos. Dichas frecuencias pueden tener sobretonos más altos que no fueron registrados a causa de las limitaciones del equipo de laboratorio utilizado.

Las mediciones relacionadas más arriba muestran también que el CEH se compone de partículas y que tiene un movimiento semejante al de un fluido, como las corrientes de aire o de agua. Estas partículas son diminutas, incluso subatómicas según algunos investigadores. Cuando dichas partículas ínfimas se desplazan juntas formando nubes, los físicos suelen denominarlas plasmas. Éstos se atienen a determinadas leyes físicas, lo que ha llevado a los físicos a considerarlos como un estado entre la energía y la materia. Muchas de las propiedades del CEH medidas en laboratorio sugieren un quinto estado de la materia, denominado “bioplasma” por algunos científicos.

Estos estudios demuestran que el modelo corporal ordinario formado por sistemas (como el sistema digestivo) resulta insuficiente. Es necesario desarrollar un modelo adicional basado en el concepto de un campo energético organizador. El modelo de un campo electromagnético complejo (CEC) no satisface por completo este fin. Muchos de los fenómenos psíquicos asociados con el CEH, como la precognición o la consciencia de información sobre la vida pasada, no se pueden medir con un modelo CEC.

Según la doctora Valerie Hunt, “se puede considerar el cuerpo desde un concepto cuántico de energía que surge de la naturaleza celular atómica del cuerpo en funcionamiento y que atraviesa los tejidos y los sistemas”. Sugiere que sería conveniente contar con una visión holográfica del CEH. “El concepto del holograma que surge en la investigación física y del cerebro parece aportar una visión auténticamente unificadora y cósmica de la realidad que exige la reinterpretación de todos los hallazgos biológicos en otro plano.”

Marilyn Ferguson declaró en el Brain Mind Bulletin que “el modelo holístico ha sido descrito como ‘paradigma emergente’, una teoría integradora que atraerá a toda la maravillosa fauna silvestre de la ciencia y el espíritu. He aquí, por fin, una teoría que casa la biología con la física en un sistema abierto.”

Barbara Ann Brennan

Manos que Curan