En el Departamento del Mahachoan, gran número de maestros en quíntuple división trabajan con el aspecto actividad inteligente del hombre.

Tenemos entonces en los tres grandes departamentos, los Rayos de aspecto:
– el primer Rayo de Voluntad – Poder = el Manú.
– el segundo Rayo de Amor – Sabiduría = el Instructor del Mundo.
– el tercer Rayo de Inteligencia Activa = el Mahachoan.

Y en los sub-departamentos dependientes del Mahachoan, están los Rayos de atributo:
– el cuarto Rayo de Armonía-a través-del Conflicto, que rige las artes y letras,
– el quinto Rayo del Conocimiento-Concreto, que rige las ciencias,
– el sexto Rayo de Devoción-Idealismo, que rige las religiones,
– el séptimo Rayo de Magia y Ceremonial, que rige las comunicaciones, el comercio, las finanzas y las organizaciones multinacionales.

Estos cuatro últimos Rayos, o atributos de la mente, están sintetizados en el Mahachoan y constituyen la totalidad del quinto principio o Manas y son presididos por Choanes (6a iniciación).

Además de la séptuple distribución vertical relacionada con los siete Rayos, debemos hablar de la distribución horizontal relacionada con el nivel de ser de los participantes, la que cruza a través de la anterior:

a) la Gran Logia constituida por maestros de la 6a iniciación hacia arriba y por Grandes Señores Devas que fueron humanos.
b) la Logia Azul constituida por iniciados de 3a, 4a y 5a iniciación.
c) un gran grupo de iniciados de 1a y 2a iniciación, también pertenecientes a la Logia Azul.
d) discípulos de distintos grados: aceptados, avanzados, muy avanzados, y candidatos a la 1a iniciación. Se consideran afiliados a la Logia Azul pero no miembros de la misma.
e) discípulos a prueba. Son los que esperan lograr su afiliación mediante un intenso esfuerzo.

Hay que comprender que todo lo ya dicho se refiere al trabajo de la Jerarquía con el cuarto reino o reino humano, y en especial se refiere a aquellos maestros e iniciados que trabajan directamente con la humanidad. Si se considerara la evolución Dévica, la clasificación y la división sería totalmente diferente. Lo mismo ocurriría si quisiéramos hablar de la evolución de los reinos subhumanos. Ello pone en actividad
a otros seres espirituales que no tienen nada que ver con la evolución humana. El trabajo y el personal de
la Jerarquía son infinitamente más grandes e importantes de lo que puedan parecer a nivel superficial.