Hay una relación, una identidad fundamental entre la intercomunicación aparente de los psiquismos que causa la telepatía, y la con-naturaleza del psiquismo y del cosmos, que causa la clarividencia. Pero son la telepatía y la clarividencia dos categorías verdaderamente distintas? 0 bien se puede reducir una a la otra? Y si es así, En qué sentido?

Ciertos autores defienden la distinción. Otros reducen la telepatía a una forma de clarividencia : toda aparente comunicación entre los psiquismos sería, de hecho, la toma de conocimiento por el sujeto de una realidad material, como la del cerebro, por ejemplo. Algunos han sostenido, a la inversa, que toda aparente clarividencia se resuelve en telepatía. Esta última posición me seduce. Yo estoy muy tentado a creer que nunca se puede tener más que la experiencia de un estado de consciencia, de imágenes, de sentimientos existentes en un individuo y que aquel que conoce, percibe o experimenta por aparente clarividencia, lo hace de hecho gracias a la experiencia que tiene del mundo material. La telepatía sería una toma de consciencia del psiquismo del otro, o sea, una comunicación entre dos psiquismos.

A fin de poder traer la clarividencia a la telepatía es necesario considerar una comunicación – o una con-naturaleza? – entre un psiquismo y la base material de otro psiquismo. Y por qué nó entre la base material de dos psiquismos? Pero tengo que clarificar el asunto. Ello implica la naturaleza profunda de los fenómenos parapsicológicos, al menos de esos fenómenos que Richet calificaba como intelectuales, y probablemente, en consecuencia, la naturaleza profunda del hombre y del mundo. Si la telepatía es la relación entre dos psiquismos, la clarividencia sería la relación inmediata de un psiquismo con un medio material. Un grado de psiquismo más acentuado en el caso de la telepatía, menos acentuado en el de la clarividencia.

En este último caso, no habría otra persona. Trato de ser preciso: en la telepatía, dos sujetos se comunican por sus psiquismos. En la clarividencia el sujeto se comunica con todos los aspectos del mundo porque la materia, lo biológico, lo humano tienen un reverso psíquico. En la telepatía, el acento está puesto sobre los dos psiquismos; en la clarividencia, está puesto sobre el infrapsiquismo de una realidad diferente. La materia, la vida, son funciones del psiquismo. Yo adopto el sistema fisiológico de la monadología, incluyendo allí la idea de diferentes grados de psiquismo, La monadología considera que existen centros de perspectiva de los cuales cada uno representa todo lo real. Estos centros son de orden psíquico, y su desarrollo, para hablar en términos simples, no se completa de golpe, se hace poco a poco. Lelbnitz afirmaba que, salvo Dios, nada es enteramente psíquico. Así pues, en cada mónada, una fuerza está trabajando. Existe para cada una un estado de actuación y un estado de potencialidad.