2

Cuando ya no sepas cómo seguir adelante, permite que las plantas te guíen, las plantas que permites surgir, crecer, florecer y dar fruto dentro de ti.  Aprende el lenguaje de las flores.

                              

Albert Steffen, Travesías Aquí y Allá

 

foto_edward_bach-Edward Bach (1886-1936), fundador de la Terapia Floral, nace un 24 de Septiembre de 1886 en Mosley, en las afueras de Birmingham, aunque los orígenes de la familia se encuentren probablemente en Gales, es de allí que heredó el amor, sensibilidad e interés por la Naturaleza y por lo místico, que son característicos de su pueblo.   Comienza sus estudios de medicina en 1906 en la Birmingham University, para luego trasladarse al University College de Londres, donde completa sus estudios en 1912.

Para Bach, la creencia de que el estado mental podía tener un efecto directo y muy poderoso sobre la salud física, se confirmó para él con la experiencia, cuando descubre los escritos de Hahnemann sobre homeopatía, sintió que al fin estaba bien encaminado hacia el tipo de tratamiento natural que buscaba.  Bach era psicómetra, es decir percibía lo energético en la materia.  Para que podamos entender la concepción que el Dr. Bach tenía sobre la enfermedad, es necesario aclarar que intelectualmente él se identificaba con las ideas de Hipócrates, Paracelso y Samuel Hahnemann, entre otros.  Para él resultaba esencial reconocer que el hombre tiene dos aspectos:  uno espiritual y otro físico y que de los dos, es el espiritual el más importante ya que la salud es el estado de armonía entre estos aspectos.  Por lo tanto es considerado  un pionero en comprender la relación de las emociones con la salud del cuerpo y la psiquis entendiendo que para crear salud, hay que encarar los aspectos emocionales y espirituales de nuestro ser.

En 1930, con 43 años, el Dr. Bach cerró su laboratorio y su consultorio y se fue a Gales para buscar más remedios en la naturaleza.  Una mañana temprano, atravesando un campo lleno de rocío, se le ocurrió que cada gota de éste, calentado por el sol, adquiriría las propiedades curativas de la planta donde se encontraba.   Esto lo llevó a desarrollar un método para preparar los remedios utilizando agua pura, dando origen a las primeras doce flores las cuales llamó los Doce Curadores.

1.  Agrimony (Agrimonia): Disposición a tomar conciencia de los conflictos superando la ansiedad que nos producen.  “Para personas joviales, de buen humor, que gustan de la paz y se angustian ante las discusiones y las peleas hasta el punto de renunciar a muchas cosas con tal de evitarlas.  Aunque suelen tener preocupaciones e inquietudes y se sienten turbados en su mente y en su cuerpo, ocultan sus cuitas detrás de su buen humor y de sus bromas y se les considera buenos amigos. Con frecuencia toman alcohol o drogas en exceso, para estimularse y seguir sobrellevando sus tribulaciones con buen talante.”

2.  Centaury (Centaura):  Fuerza de voluntad para evitar la debilidad y el servilismo.  “Personas calladas, tranquilas y dóciles que se desviven por servir a los demás, sobrestiman sus fuerzas en su ansia de agradar.  Su deseo crece de tal modo en ellos que se convierten más en esclavos que en ayudas voluntarias. Su afán de servicio les lleva a hacer más trabajo del que les corresponde, y al hacerlo así pueden descuidar su misión particular en esta vida.”

3.  Cerato (Ceratoestigma):  Intuición para ser uno mismo y eliminar las dudas.  “Para aquellos que no tienen suficiente confianza en si mismos para tomar sus propias decisiones. Están constantemente pidiendo consejo a los demás y frecuentemente resultan mal orientados.”

4.   Chicory (Achicoria):  Generosidad para eliminar los apegos y amar sin poseer.  “Los que piensan mucho en las necesidades de los demás; tienden a cuidar con exceso a los niños, a sus familiares, amigos, y siempre encuentran algo que enmendar. Están continuamente corrigiendo lo que les parece mal y disfrutan haciéndolo. Quieren estar cerca de las personas que les preocupan.”

5.   Clematis (Clemátide):  Conciencia del presente para ver la realidad.  “Para los soñolientos, adormilados, nunca totalmente despiertos, sin gran interés por su vida tal cual está. Gente callada, no muy feliz en sus actuales circunstancias que piensan más en el futuro que en el presente, viviendo de esperanzas de tiempos mejores en los que se hagan realidad sus ideales. En la enfermedad, algunos se esfuerzan poco o nada por ponerse bien, y en algunos casos incluso desean la muerte, con la esperanza de encontrar a un ser querido al que han perdido.”

6.  Gentian (Genciana):  Confianza en uno mismo para vivir nuevas experiencias.  “Para aquellos que se desalientan fácilmente.  Pueden progresar satisfactoriamente en la enfermedad o en los negocios de su vida cotidiana y luego ante el menor retraso u obstáculo en su progreso, dudan y se desaniman pronto.”

7.  Impatiens (Impaciencia):  Paciencia para vivir el presente y permitir su asimilación. “Para los que son de pensamiento rápido veloces en la acción y que quieren que todo se haga sin vacilación ni retrasos. Cuando se encuentran enfermos, están deseando curarse rápidamente. Les resulta muy difícil tener paciencia con las personas lentas, pues les parece un error y una pérdida de tiempo, y se esforzarán por hacer que esas personas sean más rápidas en todos los aspectos. Suele preferir trabajar y pensar solos, para poder hacer las cosas a su ritmo”.

8.  Mimulus (Mímulo):  Valentía para superar el miedo y transformar las impresiones que lo producen.  “Miedo a las cosas del mundo, a la enfermedad, al dolor, a los accidentes, a la pobreza, a la oscuridad, a estar solo, a la desgracia, los temores de cada día. Personas que llevan sus miedos en silencio y en secreto, sin hablar de ello libremente con otros.”

9.  Rock Rose (Heliantemo):  Heroísmo para superar el pánico que manifiesta el ego delante de situaciones límite.  “Es el remedio indicado para emergencias, accidentes, ataques o repentinas enfermedades. Especialmente en casos desesperados o cuando el enfermo está muy asustado o aterrorizado, o si la condición es lo bastante grave como para causar inquietud a los allegados. Si el paciente no está consciente, se le pueden humedecer los labios con el remedio”.

10.  Scleranthus:  Determinación para discernir entre dos posibles soluciones a un problema, utilizando el instinto. “Para aquellos que son incapaces de decidir entre dos cosas, inclinándose primero por una y luego por la otra. Suelen ser personas tranquilas, calladas que sobrellevan solas su dificultad, pues no se sienten inclinadas a dialogar.”

11.  Vervain (Verbena):  Entusiasmo para valorar nuevos puntos de vista y otros enfoques sin caer en el fanatismo.  “Los que tienen principios e ideas fijas, que están seguros de tener razón y que cambian rara vez.  Desean vehementemente convertir a sus opiniones a cuantos les rodean.  Tienen una gran fuerza de voluntad y mucho valor cuando están convencidos de las cosas que quieren enseñar.  En la enfermedad se debaten cuando otros ya lo habrían abandonado todo.”

12.  Water Violet (Violeta de agua):   Acercamiento a los demás para comprender y experimentar.  “Para quienes, en la salud o en la enfermedad, les gusta estar solos. Gente muy callada. Que se desplazan sin hacer ruido, hablan poco y con voz suave.   Muy independientes, capaces y seguros de sí.  No suelen influirles las opiniones de los demás. Son reservados, se apartan de quienes los rodean, se mantienen distantes y siguen su propio camino. Con frecuencia son inteligentes y con talento. Su paz y serenidad es una bendición para quienes los rodean.”

9-1

Al continuar su trabajo fue descubriendo nuevos remedios los que denominó como Los Siete Ayudadores, esta serie de cuatro fueron descubiertos en el año 1933.

Gorse:  Donde la enfermedad forma parte de la persona, ha claudicado ante la vida.  “Gran desesperanza, personas que han perdido toda fe en que se pueda hacer algo por ellas. Si se les convence, o por complacer a los demás pueden probar diferentes tratamientos y al mismo tiempo asegurar a todos que hay poca esperanza de mejoría.”

Oak:     Para personas que siguen luchando a pesar de la dificultad.  “Para quienes se debaten y luchan denodadamente por su bienestar o las cosas de la vida cotidiana. Intentarán una cosa tras otra, aunque su caso parezca desesperado.  Seguirán luchando, pero descontentos de sí mismos en la enfermedad si ésta interfiere con sus deberes o les impide ayudar a los demás.  Son personas valientes, que se enfrentan a las grandes dificultades sin pérdida de esperanza o de esfuerzo.”

Heather:   Para personas que desean influir sobre las demás, y desean crear dependencia, personas con preocupación y obsesión por sí mismas y por la búsqueda de compañía.  “Para quienes están constantemente buscando la compañía de cualquiera, pues les resulta necesario discutir sus asuntos con los demás quienesquiera que sean. Son muy desgraciados si tienen que estar solos por un tiempo.”

Rock Water:   Para los idealistas, críticos y estrictos.  “Los que son muy estrictos en su forma de vida; se niegan a sí mismos muchas de las alegrías y placeres de la vida porque consideran que eso podría interferir con su trabajo.  Son maestros severos consigo mismos. Desean estar bien y fuertes y ser activos, y harán lo que crean conveniente para mantenerse así. Esperan ser ejemplos que atraigan a otros a seguir sus ideas y a lograr mejores resultados.”

Finalmente, escogió tres remedios más para completar la serie de los ayudadores, que fueron:

Vine:  Donde el deseo de ejercer el poder llega al máximo exponente.  “Gente muy capaz, segura de su capacidad, con fe en el éxito.  Como tienen tanta seguridad, creen que sería bueno convencer a los demás de que hagan las cosas como ellos, pues están convencidos de tener razón. Incluso cuando están enfermos, dan instrucciones a quienes les cuidan. Pueden ser muy valiosos en caso de emergencia.”

Olive:   Para personas que se agotan.  “Quienes han sufrido mucho mental o físicamente y se encuentran exhaustos y tan agotados que sienten que les faltan fuerzas para hacer lo que sea. La vida cotidiana les supone un gran esfuerzo y no les proporciona ningún placer.”

Wild Oat:   Para personas que no encuentran su camino.  “Los que tienen ambiciones para hacer algo importante en la vida, que desean adquirir mucha experiencia y disfrutar de todo lo que les sea posible, y vivir la vida intensamente. Su dificultad estriba en determinar qué ocupación han de seguir pues si bien sus ambiciones son fuertes, no tienen una vocación que les atraiga por encima de los demás. Esto puede producirles pérdidas de tiempo e insatisfacción.”

010-1

 

Atendiendo con éxito a sus pacientes el Dr. Bach  fue realizando más investigaciones encontrando las diecinueve flores restantes:

Aspen:  Temores vagos de origen desconocido; aprensión, miedo inespecífico, pesadillas, temor a lo desconocido.- Potencial: Sensibilidad consciente.  “Vagos temores desconocidos, para los que no hay explicación ni razón. También la persona puede estar aterrorizada  ante algo pavoroso que va a ocurrir, no pudiendo precisar de qué se trata. Estos miedos vagos e inexplicables pueden obsesionarlo tanto de  día como  de noche. Los que los padecen suelen tener miedo a contar sus preocupaciones a los demás.”

Beech:   Itolerante, crítica, juicio a los demás.  Potencial: Capacidad de comprensión.  “Para quienes sienten la necesidad de ver más belleza y bien en cuanto les rodea. Y aunque muchas cosas parecen estar mal, tienen la capacidad de ver el bien en torno de ellos. Para poder ser más tolerantes, indulgentes y comprensivos con las distintas formas en que cada individuo y cada cosa tienden hacia su perfección.”

Cherry Plum:  Miedo a perder el control de sus actos, a cometer acciones terribles y a enloquecer. Pensamientos irracionales persistentes. Arrebatos incontrolables. “Miedo al descontrol mental, a que le abandone la razón, a hacer cosas temibles y horribles, indeseables y perjudiciales, pero que aun así se piensa en ellas y se siente uno impedido a realizarlas.”

Chestnut Bud:   Repite los mismos errores, no aprende.  “Para los que no sacan todo el provecho de la observación y la experiencia, y a quienes cuesta más trabajo y tiempo que a otros aprender las lecciones de la vida cotidiana”.