Hornbeam:   Cansado de la rutina, cansancio mental.  Agotamiento mental por hastío. “Para aquellos que sienten que no tienen fuerzas suficientes, mentales o físicas, para llevar la carga de la vida sobre los hombros, los asuntos cotidianos les parecen demasiado, si bien suelen cumplir con su tarea de forma satisfactoria. Para quienes creen que una parte de la mente o del cuerpo necesita fortalecerse antes de que puedan hacer bien su trabajo.”

Larch:  Sin autoestima, timidez.  Sentimiento de inferioridad. Espera fracasar.  “Para quienes no se consideran tan aptos o tan capacitados como quienes le rodean, esperan el fracaso, sienten que nunca harán nada bien, y por eso no se arriesgan ni se esfuerzan por tener éxito.”

Mustard:  Depresión severa o de causa desconocida.  Depresión y tristezas de causas desconocidas, que aparecen y desaparecen sin motivo.  “Para quienes están expuestos a temporadas de melancolía, o incluso desesperación, como si les cubriese de sombras una negra nube fría que ocultase la luz de la alegría de vivir. Resulta difícil encontrar una razón o explicación para esos estados repentinos.  En estas condiciones es prácticamente imposible mostrarse feliz o alegre.”

Oak:   Adicción al trabajo.  Luchar desesperadamente contra la corriente y sin descanso. Dedicación obsesiva al trabajo.  “Para quienes se debaten y luchan denodadamente por su bienestar o las cosas de la vida cotidiana. Intentarán una cosa tras otra, aunque su caso parezca desesperado”.

Pine:   Culpa, autoflagelación.   Desesperación por sentimiento de culpa y autorreproche. “Para quienes se culpan a sí mismos, incluso cuando algo les sale bien, piensan que podían haberlo hecho mejor, y nunca están satisfechos de sus esfuerzos o de sus resultados. Trabajan mucho y sufren demasiado con los errores que se atribuyen a sí mismos.  A veces, los errores fueron cometidos por terceros, pero ellos se sienten responsables también.”

Red Chestnut:  Preocupación excesiva por el bienestar de los seres que ama. Miedo a que les suceda algún daño a los seres queridos. Preocupación por ellos.  “Para quienes les resulta difícil no inquietarse por lo demás en exceso. Con frecuencia han dejado de preocuparse por si mismos pero pueden sufrir mucho por las personas a las que aman, anticipando desventuras que pueden ocurrirles.”