Finalmente está el Raja Yoga. El nombre implica que es el rey de los yogas. Desde algunos puntos de vista lo es. El Raja Yoga enseña que hay dos aspectos en la existencia del hombre, el pequeño yo personal o “jiva” y el Gran Yo o “Atman”. En el estado habitual de consciencia del hombre, el mezquino yo personal es todo lo que conoce. Se identifica con él completamente. Sus temores, anhelos, gustos, disgustos y ambiciones gobiernan el curso de su vida. El Raja Yoga enseña que este atado de prejuicios personales no son el Ser para nada.

Enseña al estudiante a ver su vida como una ola que nace, se desarrolla, alcanza su punto más alto,
cae, se arrastra por la playa, vuelve al océano y desaparece. Todas las olas vuelven al océano desde donde vinieron. Sería absurdo para una ola pensar que ella tiene una identidad separada. El océano es vasto y eterno, las olas son pequeñas y transitorias. Está dentro de la capacidad del hombre el elegir si transciende su mezquina consciencia personal para volver a mezclarse con el Gran Todo desde donde esa consciencia separada emergió. Haciendo esto, regresa intencionadamente a la fuente y toma parte en la espiral ascendente del proceso cósmico. Pero, para eso el hombre debe ver que tanto su consciencia inferior como su ordinario sentido del yo, son ilusorios. Debe ver cómo depende de la biósfera que lo rodea y cómo un intercambio de energías hace posible su vida. Comer, respirar y recibir impresiones comienza a tener un nuevo significado para él.

El Raja Yoga es especialmente apropiado para la gente que está en la cuarta etapa de su vida. Prepara al hombre para enfrentar su muerte. Quien ha dominado completamente las técnicas de Raja Yoga puede dejar su cuerpo físico a voluntad. Hace ésto al entrar al estado de “samadhi” que es el equivalente al primer estado después de la muerte, la experiencia de la Clara Luz del Vacío. Desde este estado puede volver al cuerpo físico o simplemente dejarlo caer como quien tira una raída vestidura.

Robert S. De Ropp

Traducido y extractado por Farid Azael de
On the Way to Self Knowledge
editado por Jacob Needleman and Dennis Lewis.
Alfred A. Knopf.- New York.