Creo que el secreto yace en lo que ahora los científicos llaman concentración pasiva, energía pasiva. Esta es una energía recientemente descubierta, la que promete ser de gran significación para el futuro de la ciencia y del hombre. Fue introducida al mundo científico por el alemán Joannes Schultz, cuyo entrenamiento autógeno(*) – influido por la medicina occidental, por la hipnosis y por el Yoga – ganó popularidad en Europa alrededor del año 1910. Pero antes de examinar la energía pasiva en detalle, me gustaría echar un vistazo a su rol en la terapia por medio de la meditación.

La importancia de los experimentos, como los del Swami Rama, no yace precisamente en la posibilidad de detener el corazón o ejecutar hechos extraordinarios . Lo que es significativo es la posibilidad de crear una nueva forma de terapia a través del control del cuerpo. Si la gente puede aprender a regular la temperatura corporal, el flujo sanguíneo, el ritmo cardíaco, etc., se abren enormes posibilidades en la medicina psicosomática. Y si es demostrado que el sistema nervioso autónomo involuntario no es tan involuntario después de todo, pueden abrirse perspectivas nuevas.

En la Fundación Menninger, en Kansas, se les enseña a voluntarios a controlar estados internos por medio de bio-retroalimentación , usando proyecciones audiovisuales. Se regula la hipertensión, por ejemplo, conectando al sujeto a una máquina de tal manera que se encienda una luz cada vez que su presión sanguínea suba de cierto punto. Su trabajo es prevenir que la luz relampaguee y de esta manera mantener baja su presión sanguínea. Se ha descubierto que el poder de la voluntad o voluntad activa – deseando que la presión sanguínea baje – no logra nada o puede tener efectos contrarios. Pero si yo deseo que mi presión sanguínea baje de una manera pasiva y luego simplemente dejo que los hechos sucedan, de esta manera y por el uso de la bio-retroalimentación, puedo lograr un gran nivel de control. El secreto está en el control de la energía pasiva y en ejercitar la voluntad pasiva. Y todo el proceso es una especie de meditación.