Si tú comprendieras el sentido de estas dos frases: uno sin segundo y aquí y ahora La enseñanza está ahí, a cada instante a tu disposición. Pero tu pensamiento te propondrá siempre salir de allí y tú recomenzarás a pensar.

La comparación es una falsedad. Es un error comparar. He aquí una verdad esencial en el Camino, pero difícil de captar lo suficientemente para poder ponerla siempre en práctica, Toda la existencia ordinaria a través del ego y de la mente está fundada sobre la comparación, y el sobrepasarlos es el abandono de la comparación.

Para que pueda haber comparación tiene que haber un punto de referencia. Fuera de las comparaciones prácticas, concretas, utilitarias, como precios y calidad de objetos materiales, toda otra comparación es imposible porque no hay denominador común. Entonces lo que es grave es la comparación de lo que, en verdad, no puede ser comparado. No hay denominador común porque cada fenómeno, cada advenimiento, cada objeto que viene a golpear uno o varios de nuestros sentidos es único y, por ello, incomparable. Si hay dos, los dos son diferentes, En el tiempo, cada situación es única, cada instante es único; y en el espacio, cada elemento de la realidad es único. El es expresión original en el aquí y el ahora de la Gran Realidad, fruto de innumerables cadenas de causas y efectos. Aquello no puede ser de otra manera que como es; no se reproducirá jamás, y es por esta unicidad que puedes encontrar en cada elemento del mundo relativo la puerta de acceso al Absoluto.

Cuando tú comprendas la inutilidad de toda comparación, serás liberado de este mecanismo trágico.

Arnaud Desjardins

Traducido y extractado por Sonia Ramírez de
Question de, N 3l
Editions Retz
París

Más Información:
Desjardins, Arnaud.- Mundo Moderno y Sabiduría Antigua.- Sirio
Desjardins, Arnaud.- Les Chemins de la Sagesse.- La Palatine