La formulación de un plan de vida también es factible a través de este pensamiento, ya que significa trascender lo concreto, lo vivido y lo inmediato, logrando proyectarse al terreno de lo posible, lo futuro y lo aún no conocido.

La dinámica del pensamiento hipotético-deductivo está basada en considerar distintas posibilidades de solución a un problema cualquiera, abandonando las condiciones concretas y visibles en las que ocurre. De ésta forma, se contrastan las posibilidades, probándolas mentalmente para después comprobar si las hipótesis son adecuadas y en qué grado llevan a una solución. Esto permite combinar mentalmente en diversas formas los hechos de la realidad.

Allí radica la principal diferencia con el pensamiento lógico que ya poseía el escolar. Con él podía considerar más de una variable o más de un aspecto, pero no podía aislarlos simultáneamente.

Pablo Ulloa V.

Profesor de Educación Musical.