26. Con la emergencia del ego, todo emerge; con su submersión, todo se sumerge. Por consiguiente, el ego es todo. Rastrear es la vía a la victoria sobre todas las cosas.

27. El yo no surge en el estado real. La búsqueda de la fuente del yo lo disuelve. De qué otro modo puede uno alcanzar el supremo estado del propio Sí mismo de uno?

28. Descubrid la fuente real del ego, explorando dentro, con intelecto agudo, regulando el soplo, el habla y la mente. Lo mismo que uno haría para recuperar una cosa que ha caído en un pozo profundo.

29. Sólo indagar, silente y profundamente, sobre la fuente de la mente, el yo, es auto-indagación. Ideas como yo soy eso o yo no soy esto, son sólo ayudas.

30. El ego cae, abatido, cuando uno indaga Quién soy yo? y entra en el Corazón. Entonces otro, yoyo, late incesantemente, por sí mismo. No es el ego sino el Sí mismo mismo, el todo.

31. Quién puede comprender el estado del que ha disuelto su ego y está morando siempre en el Sí mismo? Para él, sólo el Sí mismo es. Para él, qué queda por hacer?

32. Las escrituras afirman Eso eres tú, sin indagar y obtener el Sí mismo que brilla siempre, y permanecer como Eso. Discutir una y otra vez, interminablemente, se debe sólo a la debilidad de la mente.

33. Afirmaciones como yo no me conozco a mí mismo o yo me conozco a mí mismo, son motivos de risa. Acaso hay dos sí mismos, el veedor y lo visto? La experiencia de todos es que el Sí mismo es Uno.

34. En lugar de morar firmemente en el propio Corazón de uno, nuestro verdadero estado, disputar sobre real o irreal, con forma o sin forma, muchos o uno, es estar cegados por la ilusión.

35. Sólo la permanencia en Sí mismo es un milagro. Los otros milagros son como sueños que duran hasta el despertar. Pueden aquellos que están firmemente arraigados en lo Real, recaer en la ilusión?

36. Mientras nosotros tenemos la idea de que el cuerpo es el Sí mismo, el pensamiento de que uno es el Sí mismo es útil para ser Eso. Pero cuando uno es Eso, es tan fútil como un hombre que repite Yo soy un hombre, Yo soy un hombre.